4 razones para usar portal de sistema de facturación electrónica

17 de Agosto de 2022

Con el paso del tiempo y la aparición del COVID-19, se hace cada vez más necesario que las organizaciones pongan en práctica herramientas de trabajo a distancia, con el fin de cumplir con todas sus actividades sin que sea necesaria la presencialidad de sus empleados. Un sistema de facturación electrónica ha sido una muestra de esta nueva realidad.

Y es que en el caso de un sistema de facturación electrónica no solamente es más práctico, sino incluso más económico para muchas empresas, debido a que pone fin al trabajo a mano de actividades como la propia facturación, control del stock o hasta la revisión de los reportes del negocio.

En este post le contaremos cuáles son las razones fundamentales por las que usted debe usar esta herramienta en su corporación

1. Ofrece acceso permanente al personal

En primer lugar, un sistema de facturación electrónica brinda la posibilidad de que el personal tenga acceso desde cualquier dispositivo que tenga conexión a internet. ya sea un celular, una tableta o una computadora de mesa.

Esta situación facilita mucho la ejecución de la tarea, debido a que los encargados del área de finanzas o cobranza requieren movilizarse y revisar la información al momento en que se encuentran con los clientes.

Igualmente, la ventaja radica en que estos sistemas online permiten que los diferentes rangos puedan tener acceso a la información por separado y de manera simultánea, es decir, desde el vendedor, el contador, los dueños y gerentes de la compañía.

2. Permite actualizaciones impositivas y tecnológicas

Un sistema de facturación electrónica ofrece la oportunidad de actualizar su tecnología de forma constante, con la finalidad de adaptarse a las necesidades que van apareciendo en el mercado, lo cual no es así cuando se cuenta con programas de facturación y gestión offline.

Esta herramienta brinda además la posibilidad de de adaptarse de manera automática a los requerimientos fiscales del Estado hacia las organizaciones y así llevar a cabo sus actividades bajo la legalidad.

Lo importante es que dichos cambios se producen de manera automática sin que se requiera tiempo extra para descargar las versiones nuevas en el ordenador o, en su defecto, pedir nuevas contrataciones para contar con dichos servicios.

3. Automatiza las tareas

Los procesos de facturación que por lo general se hacían a mano, ya sea desde un estudio contable o la propia empresa, requerían que en primer lugar se cargaran los comprobantes en una planilla o software, lo cual implicaba una inversión incalculable tanto de tiempo como de recursos.

Frente a ello, los sistema de facturación en línea unifican dicha carga en un solo paso, así como también brindan la posibilidad a los encargados del área de finanzas de recargar facturas recurrentes, cuya información en los campos de ítems sea la misma.

Lo más importante, es que esta herramienta ofrece un programa de facturas en serie, lo cual no requiere de la atención o memoria del personal y, por ende, reduce el margen de error humano.

4. Brinda reportes automáticos del negocio

Finalmente, una de las razones más importantes por la que es fundamental contar con un sistema de facturación electrónica en su compañía, es que ofrece reportes automáticos del negocio, a diferencia de la extracción de forma manual de toda la información que se necesita para conocer el estado de las cuentas.

Como es de recordar, las gerencias de las organizaciones llevan a cabo un monitoreo de ciertos indicadores a fin de tomar las decisiones adecuadas del negocio, así como obtener los informes impositivos para presentarlos ante la recaudadora fiscal y y centralizar el registro contable, mediante los balances y libros.

¡Es todo!

Esperamos el que presente contenido le haya servido para entender la importancia de contar con un sistema de facturación electrónica en su organización que le permita ir por el camino del éxito de manera más rápida y segura.

Si le interesó el tema, esperamos su opinión en la caja de comentarios que está en la parte de abajo.